Consuelo Rumí en el Foro de la Nueva Sociedad

La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración tacha de falaz que la reforma de la Ley de Extranjería se deba a la crisis económica

Con la colaboración de Caja Navarra y Fundación ONCE

MADRID, 5 de febrero. La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, tachó hoy de "falaz" la idea de que la reforma de la Ley de Extranjería esté motivada por la actual crisis económica, y se mostró esperanzada en que esta reforma esté concluida al final del actual periodo de sesiones en el Congreso de los Diputados. En un desayuno informativo del Foro de la Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum con el patrocinio de Fundación ONCE y Caja Navarra, Rumí aclaró que la reforma de la Ley de Extranjería responde a la trasposición de varias directivas europeas y para adecuarla a varias sentencias del Tribunal Constitucional.

"Pero también", añadió, "hemos aprovechado esta ocasión para trasladar toda la política de inmigración que hemos diseñado durante los últimos cuatro años a la ley, para garantizar aspectos como la integración y el traslado del aspecto laboral al texto".

La secretaria de Estado comentó que el Consejo Económico y Social ya ha emitido un informe sobre esta reforma y que prontó lo harán el Foro para la Integración Social de los Inmigrantes y el Consejo General del Poder Judicial, entre otros organismos preceptivos antes de iniciar su trámite en el Parlamento.

En este sentido, Rumí expresó su confianza de que las Cortes aprueben la futura Ley de Extranjería antes de que finalice el actual periodo de sesiones y manifestó su esperanza de que el texto aprobado sea consensuado por todas las fuerzas políticas y sociales.

Durante su conferencia en este foro, la secretaria de Estado explicó que entre los objetivos de esta reforma se encuentran: consolidar el sistema de contratación de inmigrantes en origen y aumentar la capacidad del Estado en la lucha contra la inmigración irregular.

Evento relacionado: 

Galería